viernes, 27 de julio de 2018

Entre líneas #2 Lenguaje inclusivo, preguntas y feminismo

 

 

Lenguaje inclusivo, preguntas y feminismo


¡Hola buscadores!


Hoy no vengo a hablar de libros. Escribo esta entrada con intención de hablar del lenguaje inclusivo. Es un tema que me interesa bastante desde hace tiempo y sobre el que me gustaría reflexionar. Hace un par de meses una empresa se negó a pagar los pluses a sus trabajadoras porque en el convenio decía "trabajadores". Esta situación llevó a unas declaraciones muy poco afortunadas por parte de la RAE que me hicieron volver a reflexionar sobre este tema:


Hoy me he decidido a compartir con vosotros mis reacciones al tema del lenguaje inclusivo antes y después de "ser contagiada con el virus del feminismo" o al menos de ser consciente de ello (ya que el despertar feminista no sucede de la noche a la mañana). 
 


Durante la carrera, algunos de mis profesores dedicaron gran parte de su tiempo a señalar lo absurdo de la cuestión de la inclusión, a desmontar con argumentos lingüísticos las exigencias de ciertos colectivos de feministas acerca del lenguaje. La gran mayoría de las personas que pertenecen a estos colectivos no son lingüístas (como no lo es la mayoría de la población), por lo que al enfrentarse a estos expertos en lenguaje, aparados en sus gramaticas y diccionarios, sus argumentos resultaban fácilmente rebatibles. Debo reconocer que yo también caí en ello al principio y me posicioné "a favor" de la gramática y en contra de la inclusión. Pero ya entonces surgió una duda, algo que no acababa de encajar: ¿por qué dedicaban tanto tiempo a rebatir el lenguaje inclusivo? ¿por qué ridiculizaban en una clase a las feministas que lo defendían y las trataban de ignorantes, hablaban de ellas son condescendencia o directamente se reían de sus reclamos?

Ese elitismo intelectual siempre me puso enferma. Estoy de acuerdo en que un lingüísta está más capacitado para hablar de cuestiones relacionadas con la lengua que una persona que no tiene sus conocimientos, pero no por ello debe burlarse. Yo no tengo ni idea de medicina ni de mecánica y no creo que ese sea motivo para que se burlen de mí o me traten con condescendencia.

En mi tercer año, las cosas cambiaron un poco. Tuve una profesora que además de lingüista era feminista y defendía el lenguaje inclusivo. ¿Cómo era posible? ¿Acaso el lenguaje inclusivo no era completamete agramatical? Recordé lo que los otros profesores de gramática me habían enseñado. Simplificando:

- La lengua refleja la sociedad, no al contrario. Es una tontería cambiar la lengua para que cambie la sociedad, porque funciona al revés: cuando cambia la sociedad, cambia la lengua.

- En el latín había tres géneros con tres terminaciones distintas: masculino, femenino y neutro. El masculino y el neutro evolucionaron a la misma terminación (o) en castellano y el femenino mantuvo su terminación (a), por lo que los tres géneros pasaron a dos.

- El género no es lo mismo que el sexo. El sexo es algo biológico, el genero una categoría creada. Por tanto el género no puede hacer daño y decir "violencia de género" en lugar de "violencia sexista o doméstica" es agramatical y no tiene ningún sentido.

- El masculino es la forma no marcada en cuanto al género y por eso puede usarse para referirse tanto a un grupo de hombres como a un grupo de hombres y mujeres, de la misma forma que el presente es la forma no marcada del verbo y podemos usarla en otros tiempor verbales, por eso puedo decir: "Mañana voy al cine". Utilizar fórmulas como "las y los feministas", "las niñas y los niños", etc. es innecesario y atenta contra el principio de economía lingüística, que es la base de la evolución de todas las lenguas.

Cuando surgió el tema y planteamos algunas de estas cuestiones, lo primero que me sorprendió es que la profesora, al contrario que sus compañeros, prácticamente no usaba frases enunciativas para exponer sus argumentos, sino que nos hacía preguntas, preguntas que muchas veces no sabíamos responder, preguntas que muchas veces nos hacían cuestionarnos lo que habíamos aprendido. 

Hace poco vi un cartel en facebook que creo que ejemplifica bastante bien lo que estaba pasando:



Así que, poco a poco a las preguntas que nos había hecho se unieron otras preguntas: mis preguntas. Y estas preguntas me hicieron ver las cosas de otra forma, de una forma más clara. Y cada vez que me surge una nueva pregunta sé que estoy un poco más cerca del feminismo. Porque ser feminista no es un estado, es un proceso. No conozco a nadie, incluyéndome a mi misma, que no sea machista, pero conozco a personas que han avanzado más y otras que han avanzado menos en el camino al feminismo (y también gente que no se ha movido, por supuesto). No es culpa nuestra ser machistas, nos educaron para ser así, para pensar así, para tener esas ideas, pero debemos tomar la responsabilidad de nuestros pensamientos, nuestras ideas y nuestra propia educación para avanzar. Y se empieza por cuestionarse lo que nos han enseñado.

- Si la lengua refleja la sociedad y la sociedad es patriarcal, ¿no refleja la lengua el patriarcado? ¿Podemos seguir pretendiendo entonces que el uso que se hace de ella (reflejado en la gramática) es "inocente"?

- Si la lengua solo refleja la sociedad y no la cambia, ¿por qué existen las palabras tabú o los eufemismos? ¿Por qué hablamos de "tránsito intestinal" en lugar de  decir "cagar"? "Cagar" es solo una palabra que refleja una realidad, ¿por qué nos parece mal utilizarla? ¿Será que la lengua no solo refleja sino que nombra y crea? Y es más ¿por qué a mis profesores estas cosas no les parecían estúpidas ni nos hablaban de ellas?

- Si la lengua solo refleja y no crea. ¿Cómo es que existe la literatura? ¿Como pueden esos expertos en lengua y literatura asegurar que el lenguaje no crea? ¿Como podríamos entender la diferencia entre tristeza, apatía y melancolía si el lenguaje no las hubiera nombrado?

- Y si el lenguaje nombra lo que existe y nos ayuda a comprenderlo, ¿qué pasa cuando no nombra algo, como cuando el femenino se incluye en lo masculino? ¿No hay consecuencias para el género que no es nombrado? ¿No está acaso silenciado e invisibilizado?

- Si el latín es nuestro modelo a seguir y acudimos a él para explicar cosas como "murciégalo" atendiendo a la etimología, ¿por qué nos negamos a volver a los tres géneros del latín? ¿Por qué consideramos que la terminación "e" no es adecuada si ya existía en el latín?



- El presente es la forma no marcada del tiempo y entiendo que se debe a que es el único tiempo que "existe" realmente, al contrario que el pasado y el futuro. El masculino es la forma no marcada del género ¿debo entender acaso que es una casualidad?


- Al usar el masculino tanto para referirnos a hombres y mujeres como para referirnos a hombres solamente, muchas veces se dan situaciones de ambigüedad que debemos aclarar usando un montón de palabras más. ¿No atenta esto contra el principio de economía lingüística

- Si el género no es lo mismo que el sexo, sino que el sexo es algo biológico y el genero una categoría creada. ¿Por qué sería agramatical e ilógico hablar de "violencia de género"? ¿Es acaso la violencia un imperativo biologico de uno de los sexos? ¿O es consecuencia de esas categorías que hemos creado para clasificarnos? ¿Por qué necesitamos clasificarlo todo en masculino y femenino desde el primer momento? ¿Por qué lo primero que preguntamos cuando nace un bebé es si fue niña o niño? ¿Por qué tememos ofender a sus padres si nos referirnos a un bebé utilizando un género que no es el suyo? ¿Por qué sentimos la necesidad de marcarlos con rosa o azul para que todos sepan lo que son o ponerles pendientes a ellas?

Estas y muchas más son las preguntas que me he estado haciendo durante los últimos años. Para algunas ya tengo respuesta, aunque es una respuesta que puede cambiar, porque siempre estoy aprendiendo, revisando... y porque no son las respuestas las que nos hacen avanzar sino las preguntas. Preguntarse las cosas, cuestionarselo todo y también a nosotres mismes es lo que hace que podamos dar un paso más en el camino del feminismo.

¿Y vosotres? Me gustaría saber vuestras opiniones y experiencias sobre el tema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario