domingo, 16 de abril de 2017

Big Little Writter #2 Tipos de narradores




TIPOS DE NARRADORES

 


¡Hola buscadores!

Hoy voy a hablaros de los tipos más importantes de narradores que podemos utilizar a la hora de escribir algo. Dar con el narrador adecuado para cada historia puede ser la clave, lo que marque la diferencia entre una buena novela y una que no termine de convencer, por eso creo que es algo que hay que pensarse bien y no tener problema con probar las posibilidades que puede ofrecer uno u otro para luego decidir cual se adapta mejor a lo que queremos contar.


Lo primero que debemos decidir es si nuestro narrador va a ser intradiegético o extradiegético, es decir, si va a ser alguien que este dentro de la historia (un personaje) o fuera de ella.

Un narrador intradiegético puede ser el protagonista de la historia o un testigo de esta. Sea cual sea el caso, tiene sus ventajas y sus inconvenientes. La ventaja más importante es que aporta verosimilitud, es decir, apariencia de realidad (que no es lo mismo que el realismo) y también le da mucha más frescura a la narración y hace que el lector conecte más con el narrador. Peeeero... nos limita mucho, porque debemos ceñirnos a contar lo que sabe ese personaje y eso puede obligarnos a omitir información importante que nos gustaría que llegara al lector.

El narrador extradiegético puede ser de muchos tipos. Antes de centrarme en el más importante de ellos, el omnisciente y sus variantes, me gustaría hablar del cinematográfico y el dramático. El narrador cinematográfico es a todos los efectos una cámara de cine y como tal nos va a contar lo que ve y punto, ni más ni menos, sin explicaciones, sin información sobre lo que sienten o piensan los personajes, nada, solo lo que la cámara capta. El narrador dramático es el equivalente a las acotaciones en una obra de teatro, se limita a dar las indicaciones que considere necesarias para la comprensión de la escena. Ambos aparecen en novelas dialogadas y sus intervenciones son limitadas. Las ventajas de estos narradores son que provocan un ritmo bastante realista, la lectura es rápida, amena y resulta fácil imaginar lo que estas leyendo. Sin embargo, hay que tener mucho cuidado con ellos porque es fácil quedarse corto y no mostrar información crucial para que el lector pueda seguir el hilo.

El narrador onmisciente es aquel que lo sabe todo, absolutamente todo: sabe lo que hace el personaje, por qué lo hace, lo que piensa, lo que siente... (otra cosa es que nos lo cuente). Tiene el inconveniente de que no es tan verosímil como el intradiegético, pero en cambio resulta más objetivo, porque lo que nos cuenta es "la verdad" no lo que el personaje piensa que es la verdad. Puede estar focalizado en un solo personaje o en varios. Cuando está focalizado en uno solo, es como si se encontrase dentro de él, sabe todo lo que piensa, lo que siente, pero no puede saberlo de los demás (no tiene que ser siempre el mismo personaje, puede hacer un capítulo desde el punto de vista de uno y otro desde el de otro). En cambio si se focaliza en varios personajes puede contarnos lo que piensa y siente cada uno de ellos.

Los tipos más comunes de narrador omnisciente son el neutral y el autorial. El neutral nos cuenta las cosas como son, como están pasando, sin más. En cambio, el autorial no solo nos cuenta lo que pasa, sino que intenta influir en el lector, decirle lo que debe pensar de determinado personaje, lo juzga todo y juega con el lector. Personalmente, ¡me encanta el narrador autorial!

Existen otros narradores, muchas veces nos encontramos con un narrador que parece saberlo todo y sin embargo es el protagonista de la historia, por ejemplo cuando un señor mayor nos cuenta algo que le pasó cuando era un niño. No es del todo un narrador omnisciente, aunque sabe más de lo que debería saber el personaje, pero eso se debe a que ha pasado mucho tiempo y ahora sabe cosas que antes no sabía. En la novela fantástica, por ejemplo, también tiene cabida un narrador omnisciente e intradiegético. Esto solo es una guía muy básica, se pueden combinar, se pueden romper las reglas... En fin, podemos hacer lo que queramos, siempre y cuando sea por algo. 

Y hasta aquí la entrada de hoy. Espero que os sea útil y encontréis el narrador perfecto para cada una de vuestras historias.

¿Qué os ha parecido?

¿Os resulta útil?

¿Queréis que toque algún tema en particular en el siguiente tutorial?

3 comentarios:

  1. Woooo
    Una gran entrada, querida, muy útil para entender mejor los tipos de narradores por si había alguna duda con ellos, seguro que es muy útil para muchas de las personas que te leen ¡Gran labor!
    Un besazo ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias preciosa, supongo que la mayoría ya los conocerían pero si puede servir de algo, genial.

      Un besazo, guapísima ^^

      Eliminar
  2. Holaa!!
    Estoy empezando a escribir y estas aclaraciones me van a venir genial :). La mayoría ya los conocía, pero sirve para aclarar ideas, pero el narrador autoral no, asi que algo nuevo que aprendo. espero que sigas con esta sección que me parece muy útil. Gracias.
    Besos.

    ResponderEliminar