viernes, 23 de diciembre de 2016

Fragmentos de Niebla

Niebla

Unamuno


Es una desgracia esto de tener que servirse uno de las cosas -pensó Augusto-; tener que usarlas. El uso estropea y hasta destruye toda belleza. La función más noble de los objetos es la de ser contemplados. ¡Qué bella es una naranja antes de ser comida! (Capítulo I)

¡La hormiga, ¡bah!, uno de los animales más hipócritas! Apenas hace sino pasearse y hacernos creer que trabaja.
(Capítulo I)

¡No, yo no soy vago! Mi imaginación no descansa. Los vagos son ellos, los que dicen que trabajan y no hacen sino aturdirse y ahogar el pensamiento. (Capítulo I)

La manía de viajar viene de la topofobia y no de la filotopía, el que viaja mucho va huyendo de cada lugar que deja y no buscando cada lugar a que llega. (Capítulo I)


 Los hombres no sucumbimos a las grandes penas ni a las grandes alegrías, y es porque esas penas y esas alegrías vienen embozadas en una inmensa niebla de pequeños incidentes. Y la vida es esto, la niebla. La vida es una nebulosa. Ahora surge de ella Eugenia. ¿Y quién es Eugenia? ¡Ah, caigo en la cuenta de que hace tiempo la andaba buscando. Y mientras yo la buscaba, ella me ha salido al paso. ¿No es esto acaso encontrar algo? Cuando uno descubre una aparición que buscaba, ¿no es que la aparición, compadecida de su busca, se le viene al encuentro? ¿No salió la América a buscar a Colón? ¿No ha venido Eugenia a buscarme a mí? (Capítulo II)

¿Y por qué no ha de distraerse uno en el juego? -se decía Augusto-. ¿Es o no es un juego la vida? ¿Y por qué no ha de servir volver atrás las jugadas? (Capítulo III)

¿Y por qué no jugar mal? ¿Y qué es jugar bien y qué jugar mal? ¿Por qué no hemos de mover estas piezas de otro modo que como las movemos?  (Capítulo III)

¿Por qué el diminutivo es señal de cariño? -iba diciéndose Augusto camino de su casa-. ¿Es acaso que el amor achica la cosa amada? (Capítulo IV)

¿Y qué es el amor? ¿Quién definió el amor? Amor definido deja de serlo...  (Capítulo IV)

¿Y como me he enamorado, si en rigor no puedo decir que la conozco? ¡Bah!, el conocimiento vendrá después. El amor precede al conocimiento, y este mata a aquel.  (Capítulo IV)

El aburrimiento es el fondo de la vida, y el aburrimiento es el que ha inventado los juegos, las distracciones, las novelas y el amor.  (Capítulo IV)

- Sí, señor mío, yo soy anarquista, anarquista místico, pero en teoría, entiéndase bien, en teoría. No tema usted, amigo -y al decir esto le puso amablemente la mano sobre la rodilla-, no echo bombas. Mi anarquismo es puramente espiritual. Porque yo, amigo mío, tengo ideas propias sobre casi todas las cosas...
- Y usted, ¿no es anarquista también? -preguntó Augusto a la tía, por decir algo.
- ¿Yo? Eso es un disparate, eso de que no mande nadie. Si no manda nadie, ¿quien va a obedecer? ¿No comprende usted que eso es imposible?  (Capítulo VI)

Caminamos, Orfeo mío, por una selva enmarañada y bravía, sin senderos. El sendero nos lo hacemos con los pies según caminamos a la ventura.  (Capítulo VII)

Cada hora me llega empujada por las horas que le precedieron: no he conocido el porvenir. Y ahora que empiezo a vislumbrarlo me parece que se me va a convertir en pasado. (Capítulo VII)

4 comentarios:

  1. Si con tu reseña ya me daban ganas de leerlo con las citas más, me gustó ésta "¿Y qué es el amor? ¿Quién definió el amor? Amor definido deja de serlo... "

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me costó mucho decidirme por estas, porque tengo casi todo el libro subrayado. La verdad es que está muy bien escrito y tiene pensamientos muy interesantes. La del amor es genial, yo tengo la de la manía de viajar escrita en grande en mi pared rodeada de fotos de viajes.

      Eliminar
  2. Hola! tuve la chance de leer este libro a principio de año por el profesorado y, aunque me costó seguirle el ritmo -no voy a mentir- tampoco puedo negar que me cambió tanto como lectora, escritora y persona.
    Al principio los personajes me caían super gruesos: ella tan rectan y él tan idiota, pero el lineas generales, el libro fue glorioso e hizo que esto no me importara tanto.
    El tema de romper con la teoría de la tercera pared me resultó magnifica, involucrarse como un personaje más o hacer que estos personajes sean reales fue una de las cosas que mas me gustaron sumado a las ideas o frases que hay a lo largo y ancho del libro.
    Me encantó la selección que hiciste y aunque hay un millón, estas me gustan mucho <3
    Nos estamos leyendo y felices fiestas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, hay muchísimas y me costó un montón decidirme. Estoy completamente de acuerdo contigo con que uno de los puntos fuertes de libro es la ruptura de la tercera pared. A mí Augusto me gustó mucho, pero es cierto que aunque te caiga mal, da lo mismo porque el libro vale la pena por otras cosas. A mí la verdad es que también me supuso un antes y un después, me alegro de compartir eso contigo.

      Un beso y felices fiestas!

      Eliminar